TECNOLOGÍA SOCIAL PARA ESPACIOS PÚBLICOS

Para facilitar con tecnología accesible la participación social en los espacios públicos.

La tecnología debe estar al servicio de la gente, y no al revés, y su uso debe orientarse para que las personas, todas las personas, se relacionen mejor con el entorno y puedan participar en sociedad.

La tecnología ofrece muchas respuestas, pero hay que saber hacer las preguntas. En una época de avances tan rápidos que producen un desfase o “lag” entre lo tecnológico y la cultura o lo social, los desarrollos tecnológicos se convierten a veces en un fin en sí mismos y se olvidan de los objetivos y de las personas a quienes van dirigidos.

Implementar tecnología sin pensar en las personas puede conducir a un aumento de las limitaciones y a una peor relación entre individuos y su entorno.

 

Recent Posts