Marco para una Tecnología con Impacto Social

 In Blog, LANLAB

El Marco para una Tecnología con Impacto Social es una propuesta que sitúa a la persona y su participación social en el centro del desarrollo tecnológico, no solo como motor de innovación, sino para ordenar los recursos y generar impacto social, es decir, resolver necesidades en clave de igualdad, participación y calidad de vida.

 

¿Cómo lograr un mayor impacto social a través de la tecnología? Teniendo un concepto de lo que es impacto social y, en torno a él, orientando y ordenando la tecnología disponible o en desarrollo. El Marco que se expone invita a una transformación cultural y pretende, precisamente, ordenar y orientar la tecnología con el propio concepto de impacto social. Sin transformación cultural, se podrá incorporar tecnología, pero no será transformadora. La gran transformación será la que produzca cambios en la vida de las personas.

 

Impacto Social

Para este Marco, Impacto Social es resolver necesidades en clave de igualdad, participación y calidad de vida. Esta definición se inspira en el marco que la Organización Mundial de la Salud ofreció para el ámbito de la discapacidad, pero que al poner el foco en la persona y en la participación social, es perfectamente transferible a cualquier ámbito y propósito, como el que la tecnología esté al servicio de las personas, de todas la personas.

Este marco inspirador -la CIF-OMS- entiende la discapacidad como una situación que “abarca deficiencias, limitaciones de la actividad y restricciones a la participación”. Es un concepto que no solo es válido para un ámbito colectivo concreto, ni unas necesidades concretas, sino para cualquier persona que, coyunturalmente o no, esté en una situación en la que no puede participar en sociedad (discapacidad social). Y, además, sitúa el foco de la no participación no solamente en la existencia de unas limitaciones (deficiencias) con origen en la salud, sino en limitaciones o barreras externas a la persona.

Por ejemplo, en un entorno sin barreras, una persona con problemas de movilidad tendrá menor desventaja, podrá participar más en sociedad. Y al contrario, personas que no están en situación de desventaja sí lo estarían si los escalones fuesen de un metro de altura, o si no hubiera ascensores. Pero las barreras no son solo físicas, también las hay sensoriales, cognitivas e incluso mentales. Derribar estas barreras, estas limitaciones, estas restricciones, es impacto social.

Para que haya participación social, deben ser accesibles y usables los entornos, los productos, los servicios, las comunicaciones, y toda la tecnología presente en ellos.

Por tanto, lo que cobra importancia son las necesidades concretas de las personas y no las etiquetas generales (colectivos). Es clave resolver estas necesidades -generar impacto social- orientando y ordenando las intervenciones para una mayor participación social y, en este caso, orientando y ordenando la tecnología.

 

Las capas para la participación social

Las causas que hacen que una persona tenga limitaciones en su actividad y no pueda participar en sociedad suelen ser varias, producto de la relación compleja de unos factores externos (el entorno y el sistema de valores), de unos factores internos (las capacidades de la persona) y de los apoyos con que se cuenta en un entorno inmediato. De modo muy esquemático, pueden ordenarse estos factores pensando en ellos como en capas que, en general, van superponiéndose desde la persona hacia fuera: Capacidad, Apoyos, Entorno y Sistema de Valores.

Los factores externos e internos para la participación social son clave para ordenar la tecnología: la propia capacidad de la persona, los apoyos disponibles, un entorno usable y accesible y un sistema de valores que lo envuelva todo.

Las cosas pasan porque una cadena de cosas ha pasado antes. Del mismo modo que la accesibilidad depende de que todos los eslabones de la cadena sean accesibles (de nada vale un tren accesible si la estación no lo es),  será difícil que haya participación social si hay limitaciones en alguno de los niveles entre la persona y el entorno, y si, además, se carecen de apoyos. Para que la participación social sea plena no tiene que haber barreras en ningún nivel entre la persona y el entorno.

El Marco lograr Impacto Social con Tecnología pretende ofrecer un criterio para ordenar las respuestas tecnológicas para lograr un impacto social, aumentando la participación en sociedad y resolviendo necesidades de las personas. Con orden se articulan mejor las respuestas y se identifican mejor los cuellos de botella, presentes en una o varias capas, que impiden una participación plena. Solo garantizando el funcionamiento de la persona en todas las capas, se garantiza su participación social. Cuando un eslabón falla, la cadena desaparece.

 

Las capas para orientar y ordenar la tecnología

Para lograr un mayor impacto social a través de la tecnología, hay que orientar y ordenar la tecnología -disponible o en desarrollo-, para resolver necesidades identificadas en las capas de participación social.

Situando a la persona en el centro, el Marco ordena la tecnología en cuatro grupos:

  • CAPACIDAD: Tecnologías que aumentan o cuidan la capacidad física, sensorial o cognitivas de las personas.
    • Activación, monitorización o prevención de la salud (dispositivos y aplicaciones).
    • Realidad aumentada para ver mejor u oír el entorno.
    • Exoesqueletos, prótesis biomecánicas.
  • APOYOS: Tecnologías que ayuden a ejecutar tareas en el entorno inmediato.
    • Productos de apoyo personalizados (diseño e impresión 3D).
    • Asistentes personales, altavoces inteligentes.
    • Herramientas de audiodescripción.
    • Herramientas de subtitulación.
    • Guías por GPS, beacons…
  • ENTORNO: Tecnologías que favorezcan un entorno físico o digital accesible, usable y comprensible.
    • Domótica.
    • Smart-city con diseño universal.
    • TICs usables y comprensibles.
  • SISTEMA DE VALORES: Tecnologías alineadas con los valores que guíen su desarrollo e implementación.
    • Igualdad de oportunidades.
    • Derecho al uso, acceso y comprensión de entornos, productos, servicios y comunicaciones.
    • Principios de la accesibilidad universal.
    • Transformación cultural.

 

MARCO PARA UNA TECNOLOGÍA CON IMPACTO SOCIAL de pr4

 

móviles y personasgente frente a ordenador