EL DISEÑO SOCIAL EN LA ECONOMÍA DEL ENVEJECIMIENTO

 In #Reflexiones, Accesibilidad, Diseño Social, Envejecimiento

Cuando se habla de la economía del envejecimiento, #SilverEconomy, se suele poner el acento en la primera parte -economía- y se soslaya lo profundo y complejo que es envejecer. No se enmarca el envejecimiento, y enmarcar, poner en contexto, es clave para conocer. Enmarcar es ir más allá de las grandes cifras y previsiones demográficas, enmarcar es hablar de soledad, es comprender deseos, es compartir miedos… Enmarcar es entender que ser viejo está en crisis, que todo el mundo quiere quitarse unos años, que la experiencia (más allá de los discursos) está depreciada en un mundo digital en el que el conocimiento se transmite por videotutoriales y en el que las nuevas generaciones “controlan” más que las viejas.

Un buen diseño social, es un buen negocio sostenible

La economía del envejecimiento debe lograr un equilibrio entre la sostenibilidad económica en una sociedad de consumo -con personas mayores que consumen- y la dignidad inherente e irrenunciable de todas las personas. Para conseguir este equilibrio entre el consumo y la dignidad, debe existir un diseño social en el desarrollo de productos y servicios en la economía del envejecimiento.

Las claves para un diseño social en la economía del envejecimiento #SilverEconomy podrían ser:

CONOCIMIENTO: Hay que conocer cuáles son los deseos de las personas mayores, cuáles son sus capacidades físicas y, en un mundo y mercado digital, es clave conocer sus competencias digitales.

CO-ELABORACIÓN: Hay que tener una mirada social y tecnológica, interdisciplinar, que entienda de verdad a la persona mayor, que piense en la mejor solución para ella y con ella. Hay que empatizar, co-diseñar, probar y testear desde lo humano y lo tecnológico.

PERSONA EN CENTRO: Hay que colocar a la persona en el centro, usando un marco que de coherencia y fortaleza al diseño social. Algunos marcos de referencia general son el de la CIF-OMS, el de la Atención Centrada en la Persona, el de Calidad de Vida y, más propio, el Marco para Orientar y Ordenar la Tecnología.

SOSTENIBILIDAD: Lo que en el mundo social es “orientación hacia necesidades” equivale al “innovación desde usuario” de la economía.  Hay que superar pensar en colectivos (personas mayores) y pensar en necesidades de diferentes personas que, además, son mayores. De esta manera, se desarrolla un producto bien identificado con las necesidades del mercado. Pero ojo… ¿quién paga? ¿es un mercado solvente?

Hay que superar pensar en colectivos (personas mayores) y pensar en necesidades de diferentes personas que, además, son mayores.

Con estas claves de diseño social, que están íntimamente relacionadas, puede mejorarse la identificación de oportunidades de negocio en la economía del envejecimiento. Hay un aserto que dice “Un buen diseño es un buen negocio”. Tal vez deberíamos decir “Un buen diseño social, es un buen negocio sostenible”.

CLAVES PARA UN DISEÑO SOCIAL EN SILVER ECONOMY

CLAVES PARA UN DISEÑO SOCIAL EN SILVER ECONOMY

desviador de vías