OK GOOGLE, DERRIBA LA BARRERA (TESTEO ALTAVOZ INTELIGENTE)

 In #pr4yectos, #Reflexiones, Accesibilidad, Discapacidad, Diseño Social, Transformación Digital

Probamos el Google Home Mini con personas con limitaciones visuales… Hablar en lugar de tocar, escuchar en lugar de leer, y poder así hacer unas cuantas cosas es algo que los smartphone permiten desde hace tiempo (ok google, oye siri), pero por una cosa u otra, no termina de ser un modo común de relacionarse con el dispositivo. Ni siquiera por quienes aumentarían con ello su autonomía personal, y notablemente: las personas con limitación visual.

La alucinante desconexión entre necesidad y solución tal vez sea resuelta por los altavoces inteligentes.

Como decíamos en una entrada anterior, en nuestros talleres para la digitalización de personas con discapacidad visual comprobamos que estas apenas conocen ni las herramientas básicas de accesibilidad que ofrecen los smartphone, ni los asistentes virtuales con los que se pueden obtener muchos resultados sin necesidad de aprendizaje, ni las aplicaciones que hacen de estos dispositivos auténticos “ojos biónicos” que leen textos que se colocan frente ellos, reconocen los colores, la cuantía de los billetes o incluso describen la escena que tienen delante. Esta alucinante desconexión entre necesidad y solución tal vez sea resuelta por la irrupción de los altavoces inteligentes.

Probamos el Google Home Mini en un taller de personas con limitaciones visuales… personas a las que les cuesta un montón teclear y leer, son ahora capaces de obtener resultados y servicios con agilidad.

Probamos el Google Home Mini en un taller de personas con limitaciones visuales, entre 50 y 60 años. Hablan, y el dispositivo responde a preguntas tipo”google” (en qué año nació Carmena, cuándo juega el Athetic…). Hasta ahí, curioso. Luego preguntamos por el tiempo, cuál es la farmacia más cercana… Hasta ahí, práctico. Luego pasamos a recordatorios en el calendario, alarmas y cuenta atrás… Hasta ahí, imprescindible. Alucinan, ríen. Y al final ponemos la radio, porque también funciona de radio. Todavía no realiza llamadas de teléfono ni manda/lee whatsapps, pero al tiempo. Rebobinamos: personas a las que les cuesta un montón teclear y leer, son ahora capaces de obtener resultados y servicios con agilidad.

Este altavoz es capaz de hacer más cosas que el móvil si le habláramos, pero va más allá su capacidad de hacer que lo digital aumente significativamente la autonomía de las personas con alguna limitación (visual, mayores…). Su potencial de herramienta transformadora se debería al hecho de que hablarle al altavoz es más… más amable, más natural… la comunicación fluye mejor porque ya está ahí, está en la casa. “Es” la casa.

kirolinnobapasarela